Capital de China

Pekín es la capital de la Republica Oriental de China, y en ella viven cerca de 10 millones de habitantes, la cual está situada en la periferia de la antigua civilización de este país, convirtiéndose de esta forma en un baluarte de las potencias extranjeras que intentaron ocupar China del Norte durante los siglos X y XII.

Desde la época de la Dinastía Liao estableció en esta ciudad su capital meridional, después durante la dinastía bárbara de los Jin se emprendió un complejo y amplio proyecto urbanístico a imagen de la capital de los Song que estaban en la región septentrional en Kaifeng, aunque en el año de 1215 la ciudad fue completamente arrasada por los mongoles, pero 50 años después fue mandada a reconstruir por Kublai Kan en donde se decidió volver a cerrar en ella la nueva capital.

El tercer emperador de la Dinastía Ming Yongle toma la decisión de trasladar la capital a Pekín, para lo cual las murallas del lado norte se trasladaron más hacia el Sur para poder ubicar al complejo palaciego imperial en el medio, siendo bautizado en aquel momento como la Ciudad Prohibida,  razón por la cual el urbanismo como lo concebimos de la ciudad de Pekín es producto de la convergencia de la organización de los mongoles así como la estructura de los palacios imperiales de Kaifeng y Nankin.

Fuente: foto