Revolución China

La revolución China se desarrolló entre 1945 y 1949, periodo de tiempo en el que se  enfrentaron los partidos políticos conocidos como nacionalistas y comunistas, obteniendo la victoria después de este sangriento proceso los comunistas que eran liderados por el famoso y recordado Mao-Tse-tung, quien implantó un régimen con esta orientación política fundamentado el gobierno en el campesinado.

Mao Tse Tung comenzó en el año de 1934 un recorrido denominado como larga marcha, en donde las tropas del ejército liderado por  este militar, fueron recorriendo una gran parte del gigante oriental expandiendo así esta ideología y sumando nuevos focos guerrilleros entre las clases menos favorecidas de este país, generando un conflicto civil muy importante que explotó después de la invasión japonesa durante la segunda guerra mundial.

Mao había sumado una gran popularidad afirmando que tenía como aspiraciones transformar a China en una potencia mundial, para lo cual implementó una histórica reforma que se denominó como “el gran salto adelante”, siendo un proceso en el cual se llevó a cabo la expropiación de latifundios con un proceso industrializado que se fundamentó en el potencial humano con el que se contaba en este país.

Durante los años 70 China se consolidó como una potencia acercándose como mucho a Occidente a tal punto que en esa entonces el Presidente de EEUU, Richard Nixon visita el país en 1972.

Fuente. foto